martes, 23 de enero de 2007

Una canción de Tío Periquito

Tenía nueve años cuando conocí a Salvador Vega Hall. Entró un día de febrero a un caluroso salón de clases en la Escuela Agustín Linares, El Pepeto, Soyapango.
Ahí estudié apenas dos años. Salí huyendo a refugiarme en el Emiliani con la ayuda de mi madre, porque si no lo hacía obligadamente estaría en alguna pandilla o debajo de varios metros de tierra. Esa es otra historia.
Recuerdo su voz grave y los cientos de cigarros que fumaba. Con la colilla del que terminaba, encendía el siguiente.
También recuerdo algunas de las canciones que nos enseñó con un método entre la dulzura y la firmeza de un sargento, que los domingos lucía un traje verde.
Todavía hay una canción que suelo cantarle a Gael: “Mi papá me trajo para que jugará, un carro bonito con sus cuatro ruedas. Tenía timón, motor simulado y cosas muy raras para mi entender…”
Con los años dejé de ver Jardín Infantil y me fui olvidando poco a poco de él. Mas ahora que caigo en cuenta que se marchó y recuerdo esos dos años en la Linares –otra vez la misma historia– me doy cuenta que fue lo mejor que me pasó.
“… mi curiosidad me hizo desarmarlo y las cuatro ruedas le arranqué a mi carro. Ahora soy el dueño, de un carrito roto. Mi carrito roto, no puede rodar. Mi carrito roto, no puede rodar…”.

3 comentarios:

NORA dijo...

y vos te acordás de rojito?
De plano que el Tío Periquito era algo así como nuestro cri crí y mirá vos, nunca estuvo en el canal 10. Hubiera sido chivo verlo cantando con el cipitío y ver sus producciones en las librerías y tiendas de discos, ver su sitio web, en fin... se nos fué y ahora cómo van a recordarlo las próximas generaciones?
Por de pronto cantémosle a los cipotes en la noche la de las sardinitas que se iban a dar una vuelta en bus.
saludos,

Ricardo dijo...

Pucha gracias por este post y esta foto. Pienso lo mismo que tú.
Está excelente

Maurizio dijo...

Bueno que decir, coincido en que el Tío Periquito esel Cri Cri de El Salvador, es una lástima que hasta después de muerto reconozcamos lo que el fue. Jardín Infantil fue el mejor programa de la televisión salvadoreña, ya que ultimamnete se han dedicado a hacer programas realizados en otros países, tales como "Aullando por un Sueño" Y "Haciendo el ridículo por un un Sueño" y la tía Bubu, sin ser tan mala jamás le llegará ni a los talones de los presentadores de Jardín Infantil. Yo crecí viendo este show... también veía el Show de Xuxa y Nubeluz, los mejores programas infantiles de todos los tiempos.