domingo, 29 de noviembre de 2009

Un país para mayores de 12 años…

Esta tarde acompañé a Massiel, mi hija mayor y a mi sobrino Erick a ver el filme más esperado por los adolescentes. Ahorraré comentarios sobre la pelí, con decir que es un total bodrio, sin embargo, rescato haber compartido con ellos dos horas y 10 minutos, una cinta que no es de dibujos animados, lo cual significa que ya están creciendo.

Y es así, Massiel tiene 13 años y Erick, 11.

Antes de que comenzara la película, viendo los trailers de futuros estrenos, pasaron uno bastante violento, de ninjas asesinos, y al final del adelanto proyectaron la advertencia de que era para mayores de 12 años.

Erick me hizo la observación que a las películas para mayores de 12 años, los niños menores tenían que entrar acompañados de un adulto, ya que había muchos muertos. Enseguida, reflexionó, agregando, en este país a cada rato hay muertos…

Entendí que le daba igual que la película fuera para mayores de 12, 18 ó 21 años, él está acostumbrado a ver en los canales de tevé a la muerte pavonearse en los medios de comunicación sin que adviertan que es para una edad en especial.

También entiendo la otra parte de su reflexión, la implícita, la cual grita que este país es para mayores de 12 años, los que pueden ver “muertos por todos lados”.

2 comentarios:

Irene dijo...

Interesante la reflexión de tu hijo. Qué mal acostumbrarse a la muerte y a la violencia desde tan pequeños...
Yo también fui esta tarde a ver esa peli, me sentí extraña rodeada de tantos adolescentes (y tres monjas que estaban sentadas delante de mí) y, qué quieres que te diga, ese bodrio me entretuvo 2 horas y 10 minutos, lo que se agradece. Ver peleas de vampiros y ñoñerías de jovenzuelos resulta una actividad mucho más relajante que leer el periódico.
Un abrazo, padrazo.
Irene.

Xolapa dijo...

Punto para el chavito!